reputacion online

Vehículos de lujo, ¿un sector que no nota la crisis?

A comienzos de la recesión económica el sector de los vehículos de alta gama toreó con soltura los cuernos de la crisis, hasta que finalmente fue corneado: el año 2012 se consolidó como el peor para el sector automovilístico de lujo. Era de esperar, puesto que si el mercado de coches con precios mucho más accesibles caía en picado debido a la situación económica, ¿cómo no lo iba a notar el mercado de los vehículos top? La crisis no entiende de clases sociales, puesto que hasta los más acomodados se lo piensan dos veces a la hora de adquirir un vehículo de alta gama.

Lamborghini, Ferrari, Aston Martin, Porsche… Todas las casas de coches de lujo han experimentado una caída en picado en el volumen de sus ventas. No hay duda de que el año pasado no fue un buen período para los segmentos de lujo, deportivos y todoterrenos. Las predicciones que se tenían en este mercado se han convertido en auténticos quebraderos de cabeza para las marcas. Por ejemplo, las ventas de vehículos todoterreno han sufrido una caída de casi un 50%.

Es evidente que se ha producido un cambio de preferencias en el mercado. En la actualidad, los vehículos más económicos constituyen la opción más rentable para el consumidor, y queda reflejado en los datos obtenidos en el mes de septiembre de 2013, cuando la matriculación de turismos aumentó casi un 30%, algo que no sucedía desde hacía bastante tiempo. Pero esta situación no se ha dado en la venta de vehículos de alta gama: la complicada situación financiera que afecta a España ha hecho caer los niveles en la demanda.

Mercedes es la única firma del sector que puede presumir levemente, ya que ha obtenido el mayor número en matriculaciones de vehículos de lujo en 2013, gracias al modelo Clase A.

Otros artículos recomendados: