reputacion online

¿Qué es la economía colaborativa?

La renovación en cuanto a tendencias ha conducido a la sociedad a adquirir nuevos hábitos a la hora de consumir o relacionarse, entre otras cuestiones. Ahora, hay actividades que se realizan de manera directa y conjunta. De ahí nace el concepto de economía colaborativa que hace referencia a la posibilidad de compartir habilidades, conocimientos y experiencias a través de Internet.

En la actualidad, debido a la grave crisis financiera que afecta a todo el mundo, la economía colaborativa supone un nuevo modelo a la hora de consumir. La proliferación de los medios sociales han disparado la actividad del consumo colaborativo en España. Desde los intercambios de casas hasta el food sharing y el coworking, pasando por las bicis y los coches compartidos. El consumo colaborativo crece por segundos. La misión de compartir ha calado fondo en la sociedad y cada vez son más las personas que se animan a practicar la economía colaborativa. El lema del consumo colaborativo afirma que “compartir es mucho mejor que poseer”.

El impacto económico va en aumento y cada día son más las compañías que se unen al consumo colaborativo. Este tipo de empresas online ofrecen la posibilidad de conocer a gente de todo el planeta y compartir experiencias diversas como un viaje, una cena, una casa…

Una de las primeras compañías que inició su andadura en el mercado del consumo colaborativo es la californiana Coachsurfing, que empezó con el intercambio de casas a través de hacer “surf en el sofá”. Una original iniciativa que consiguió ganar multitud de adeptos, creándose una comunidad global dispuesta a compartir sus hogares con otras personas de la plataforma.

La creación de nuevas startups enmarcadas en el mercado de la economía colaborativa ha supuesto una revolución en el mundo de los negocios. El sector es bastante dinámico y ofrece grandes posibilidades de crecimiento. Aunque parezca ilógico, un factor a favor es la crisis económica que ha provocado que las personas busquen nuevas alternativas y la solución la han encontrado en la economía colaborativa.

Los eventos solidarios también son un tipo de economia colaborativa, aunque vista desde otro tipo de perspectiva. A través de los eventos solidarios se puede captar financiación para proyectos sin ánimo de lucro. Son una de las principales fuentes de financiación de las ONGs y por lo tanto deben con ser consideradas como un tipo de forma colaborativa de la economía.

En España se han creado multitud de empresas bajo el espíritu del consumo colaborativo. Etece, empresa dedicada a los arreglos domésticos para aquellos que no disponen de tiempo; Social Car, dirigida al alquiler de vehículos entre particulares; o la famosa Bla Bla Car, cuyo propósito es compartir coche para ahorrar en carburante. Esta última es el mejor ejemplo actual de consumo colaborativo. Cuenta con más de dos millones de usuarios en la plataforma y cada vez son más los usuarios que se animan a compartir viaje por carretera.

Según varios especialistas, la metamorfosis experimentada por las redes sociales hacia las redes de servicios conducirá hacia nuevas experiencias donde el contacto directo y personal primará sobre lo demás.

Otros artículos recomendados: