reputacion online

¿Qué es la deuda de las familias?

La deuda de las familias es un término que escuchamos a menudo en los medios de comunicación pero que la gran mayoría desconoce realmente cuál es su verdadero significado. Las deudas de las familias hacen referencia a lo que se debe, económicamente hablando. Son todos los tipos de deudas financieras como préstamos, fondos de pensiones creados por las empresas a favor de sus trabajadores, depósitos bancarios, etc. Por ejemplo: una familia con una hipoteca, la deuda que tienen es el pago de esa hipoteca (capital más la suma de intereses) que tienen contratada con una entidad financiera.

Durante los años anteriores a la crisis, la deuda de los hogares se incrementó de forma significativa. Concretamente en el año 2005 la deuda de las familias aumentó un 21%. Pero es en 2008, cuando se superan los 900.000 millones de euros en deuda, de los que casi 700.000 millones pertenecían a préstamos bancarios para las viviendas.

Con la llegada de la recesión económica la deuda de las familias en España aumentó, pero en la actualidad, según datos ofrecidos por el Banco de España, ha bajado hasta los casi 800.000 millones de euros, una cifra similar a la registrada en el año 2007, justo antes de que estallara la crisis. Esto quiere decir que el nivel de endeudamiento de los hogares españoles ha descendido bastante, debido en gran parte al retroceso en los créditos hipotecarios.

El pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha provocado también una reducción en la demanda del consumo generando una caída en la inversión. La situación actual ha llevado a que las familias españolas ya no inviertan y los ahorros obtenidos se destinan al hogar. Esta es la dura consecuencia para las familias españolas, que deben llevar de la mejor forma posible el complicado ajuste financiero desencadenado tras la crisis económica. La retracción financiera se concentró en los préstamos de los bancos españoles, mientras que se observó un aumento de los mismos en bancos extranjeros donde se registró un crecimiento del 9%, aunque es un dato bastante pequeño.

Por otro lado, la firma de las hipotecas bancarias también ha caído bastante durante el verano. Una reducción del 41,7% confirma la tendencia a la baja, que lleva ya tres años así, debido en gran parte a la crisis en el sistema financiero español. Y es que el descenso de la inversión en viviendas es equivalente al endeudamiento total.

Otros artículos recomendados: