reputacion online

Las campañas de publicidad más exitosas de la historia

El éxito casi siempre suele ser fruto de lo extraordinario, merecedor de la fama más inalcanzable. Todo aquello que es capaz de captar la atención suele ser producto de algo que está fuera de lo común. Esa es la base del triunfo de las campañas publicitarias. Para que las marcas no toquen fondo en el más oscuro de los océanos, deben hacerse notar con campañas de publicidad sorprendentes. Y eso lo saben aquellas que han alcanzado la cima del éxito en publicidad. A pesar de que no existe una fórmula mágica para crear una campaña de publicidad exitosa, si existe una serie de factores que pueden ayudar a conseguirlo.

El marketing, junto con la publicidad, son las herramientas necesarias para poder dar a conocer un determinado producto o servicio en la sociedad. Esa es la base de los spots y anuncios publicitarios. Pero, para calar hondo en el público, además deben de sorprender, entretener, informar y sobre todo, impactar. Las campañas publicitarias deben ser acordes con las tendencias y costumbres del momento.

A lo largo del tiempo, los espectadores han visto fascinantes campañas publicitarias que han quedado marcadas en sus memorias. Nike, McDonalds, BMW, Apple o Coca Cola son algunas de las marcas que han conseguido realizar las mejores estrategias de marketing en la historia de la publicidad. Campañas impactantes que han conseguido llegar hasta los espectadores a través de los diferentes medios, formatos y soportes publicitarios.

Una de las campañas más exitosas de toda la historia fue la que protagonizó Barack Obama en su carrera a la presidencia de Estados Unidos en 2008. A pesar de ser una campaña política, es uno de los mejores ejemplos de estrategia publicitaria. En este caso, no sólo se miró por la marca Obama sino que también se buscó ser convincente y atractivo a ojos del público, los futuros votantes. La marca Obama, en su estrategia comercial, explotó de forma excelente su presencia en las redes sociales, así como en numerosos blogs y portales de Internet. La presencia del candidato demócrata en la red fue cuidada con especial esmero.

A ello, se unió una gran estrategia de comunicación y liderazgo. Todo estaba cuidado al mínimo detalle y eso facilitó el ascenso en el camino hacia la Casa Blanca. El gabinete encargado de preparar la campaña se centró, principalmente, en el contenido que se emitía al público. Bien cierto es que en la política, la sociedad no suele recordar lo que le dicen, sino que son las emociones y sensaciones que se despiertan cuando les transmiten un mensaje las que provocan que se recuerden esas palabras transmitidas. Y en esa línea se centró la campaña de Obama. Un mensaje auténtico, motivador, comprensible, directo e intenso. Eso es lo que provocó la movilización del público que, posteriormente, le dio la victoria en las elecciones presidenciales.

Otra marca que ha visto triunfar cada una de sus campañas de publicidad es Nike. La marca deportiva estadounidense ha sabido transmitir con eficacia sus mensajes en cada una de sus estrategias publicitarias. Su slogan “Just do It”, reforzado con la presencia de personajes mediáticos, procedentes del mundo del deporte, han inspirado e incitado a practicar deporte. Su éxito viene avalado por los sugerentes beneficios que le reporta cada campaña de publicidad.

La base del triunfo en publicidad está en saber utilizar el poder tecnológico como base del posicionamiento frente a la competencia. La combinación de los atributos de marca junto con un contenido brillante dan como resultado una exitosa campaña tanto de marketing como de publicidad.

Otros artículos recomendados: