reputacion online

El viejo truco de vivir de la televisión, sin salir en televisión: Vertele

No hay como vivir del cuento, sobre todo del cuento que viven otros. La televisión sigue siendo el medio de comunicación que más impacto tiene, aunque internet va ganando terreno a la “caja lista”, tanto es así que ya se sitúa en el segundo soporte en el que más se invierte en publicidad. Los datos de la IAB Spain apuntan que en 2012 fueron casi 900 los millones de euros que las empresas se gastaron en promocionarse en la red, por delante únicamente se situó la televisión. Todavía es la reina de los mass media y eso se nota. De ahí la proliferación de páginas web que hablan de programas de televisión, de series, de supuestas estrellas que presentan programas de televisión (algunas ya fundidas, por cierto). Da dinero, la “caja lista” es uno de esos filones que hace ganar dinero, como el sexo: siempre vende.

Vertele es un portal de internet que lleva años navegando contra viento y competencia en el mar de las web televisivas. Tuvo un paréntesis en el que pretendía cobrar por sus contenidos, allá por el año 2004, pero decidió dar marcha atrás y tirar de publicidad. Es uno de sus problemas, la home es una carta infinita de contenidos que no termina nunca, aliñada con publicidad por todos los lados. Es comprensible que se deje pasar hasta la cocina a quien paga y a quien da de comer, pero en ocasiones es complicado discernir dónde está la información y dónde el anunciante.

La web ha ido un paso más allá, y además de audiencias y meros datos pretende aportar información añadida a los programas, los personajes y las series de las que habla. Pero no dejar de exprimir la vieja fórmula de las revistas que hace veinte años ya circulaban por los quioscos con la programación y los titulares que daba el presentador de turno. El negocio de recoger las migajas que deja la hermana mayor es rentable, pero resulta curioso que el muro de Twitter de Vertele sea mucho más claro y atractivo que la página web en sí. Y le vamos añadiendo secciones, como un patchwork al que se le van cosiendo retales: ahora una red social para hablar de programas, ahora un karma (al más puro estilo ‘Menéame’)… El que mucho abarca, poco aprieta, dice el refranero español. Apuestan por las Webseries, esos productos que se ruedan específicamente para ser vistos por internautas, pero es complicado aclararse entre tanto banner, tanto anuncio, tanta pestaña y tantísima información que si no desinforma, confunde.

La identidad corporativa es algo que se tiene muy en cuenta en este tipo de situaciones a nivel de negocio. Cuando la identidad corporativa es lo suficientemente buena como para que un gran número de usuarios sigan la tendencia, es mucho más sencillo levantar un proyecto internet de este tipo y con estas características.

Todo en su justa medida es idóneo, el exceso de focos de atención puede llegar a agobiar al internauta. De ahí que en Twitter resulte mucho más atractivo el contenido que en su propia web. Ahora bien, si son capaces de resumir en 140 caracteres, ya podrían aplicarse la esencia del concepto para Vertele, todos saldríamos ganando, pero ellos probablemente más.

Lo que sí destaca en Vertele es el acuerdo al que han llegado con la web www.eldiario.es, al que se puede acceder desde la web. En vez de tener una parrilla de televisión en la página de información, la página web de televisión tiene una página de información. El cambio es una metáfora de lo que sucede en esta sociedad atomizada por la “caja lista”, lo primero es lo que pasa en la televisión, luego el resto. Así nos luce el pelo.

Otros artículos recomendados: