reputacion online

¿A qué se debe el aumento del precio de la gasolina en España?

Llenar el depósito del coche es, para muchos españoles, uno de los gastos fijos ineludibles más importantes. Sin embargo, por necesario que es el coche para tanta gente en su día a día, muchas veces se convierte en una incógnita la variabilidad del precio de la gasolina. Bien, vayamos desde el principio.

El carburante con que alimentamos los vehículos procede del petróleo. A partir de ahí, la habitual relación entre oferta y demanda marca si el precio es más barato o caro. Es decir, en países petrolíferos, obviamente la gasolina será más barata. Llegando incluso a casos extremos como el de Venezuela, donde el litro de agua mineral es más caro que el litro de gasolina (lo cual, por otra parte, ni mucho menos es nada beneficioso a la larga). Pero vayamos al caso que nos atañe, el nuestro, el de de España. Dentro de la materia prima petrolífera, encontramos diferentes tipos. De ellos, el más liviano y recomendado para la gasolina, es el Brent. De ahí, la consabida frase escuchada de “la cotización del barril de crudo Brent”.

Cuando escuchamos eso, hace referencia al precio estándar recomendado por la producción petrolífera para cada barril físico de esta materia. La suma importancia de esta fluctuación o cotización en nuestro día a día, es que marca en gran parte el precio de la gasolina. Sin embargo, esta parte más técnica sobre el origen de la gasolina y su precio, tiene aparte otra serie de factores que también influyen mucho en el precio, cada vez más. Factores sociales, políticos o económicos, que internamente son también parte de este gran pastel.

Vamos a ir ejemplificando con cada uno de ellos, hasta llegar al momento actual que vivimos en España. En cuanto a la vertiente social, marca en muchos casos la deriva del precio del Brent. Al ser una cotización como otra cualquiera, las situaciones de inestabilidad le afectan mucho. Más aún, por ejemplo, si estas situaciones son prácticamente bélicas. Es el caso que, indirectamente, se vive por la tensión existente en Siria. Desde septiembre, el barril crudo Brent ha subido su precio. De hecho, como dijo el Ministro de Industria, José Manuel Soria, el crudo podría superar los 120 dólares en caso de que se produzca un ataque estadounidense, mientras que los analistas de Deutsche Bank advierten de que la inestabilidad está provocando la retirada de 2,7 millones de barriles diarios de los mercados de Oriente Medio y el Magreb. Hay que tener en cuenta que, el precio medio del barril, suele ser de 115 dólares.

Por otro parte, están los factores políticos. En este apartado, hablamos de los impuestos que cada gobierno respectivo tiene en cada país. Conviene saber que, en este caso, los españoles no somos ni mucho menos de los más perjudicados. Según la Comisión Europea que elabora el compendio oficial de precios, los estados que más gravan su gasóleo son Reino Unido (58%), Italia (55%) y Suecia (54%); los que menos impuestos pagan por litro de diésel son los usuarios de Luxemburgo (41%), Bulgaria (42%) y Grecia y Malta (44%). Después ya vendría España (45%), por lo que nuestra tasa impositiva es muy normal.

Entonces, por qué sube una y otra vez el precio de la gasolina en España. Vayamos al factor económico. He aquí gran parte de la importancia del ascenso del precio de la gasolina en España, y es por las propias empresas petrolíferas. El hecho de que no exista una gran competencia entre este tipo de empresas, hace que todas ellas confluyan en poner precios altos. Si bien en otros muchos casos, los impuestos ahogan el producto, en este caso se debe a las empresas que lo explotan en nuestro país, además de los factores sociales ya citados previamente. Así las cosas, ahora mismo el precio ha subido un 5% desde enero de 2013, si bien es un 3,4% menor al de 2012 por estas fechas, cuando alcanzó máximos históricos.

Otros artículos recomendados: